Qué es...?
 

EL ESQUEJADO EN VERANO

Las plantas en esta época han detenido su crecimiento por lo que apenas tienen tejidos débiles que podrían hacer que los esquejes perdiesen rápidamente el agua y dificultasen su emisión de raíces. Por el contrario los tejidos que generarán las nuevas raíces se encuentran verdaderamente activos por lo que, si los ponemos en condiciones favorables, rápidamente sellarán las heridas y formarán nuevos tejidos nutricionales.

Un esqueje es una porción de planta que tiene como mínimo una yema, apical o lateral, y de medida variable aunque lo recomendable es que no supere los 20 cm. Pudiendo tener hojas junto a esas yemas. Es importante que el esqueje se corte con tijera, tanto para proteger a la planta madre como al propio esqueje.

La temperatura ideal para esquejar es entre 20º y 26 º, que es la media del mes en la mayoría de las regiones. No hay que olvidar que el viento o el sol reseca demasiado rápido los tejidos por lo que tendremos que evitar la exposición de los esquejes a estos condicionantes. Bajo la sombra de un árbol o la de un pequeño toldo será en muchos casos la mejor solución para tenerlos. Una manera de evitar que el esqueje pierda agua rápidamente es eliminando la mayor parte de las hojas, especialmente si éstas son grandes, a excepción de las apicales que funcionarán como tirasavias.

 

Ahora es el momento adecuado para multiplicar tus plantas por esquejes eso si aplicandole las Hormonas de Asocoa H2 para que enraicen bien y sin problemas.

 

Como realizar esquejes?

Selecciona las mejores plantas para coger los esquejes que presenten mayor posibilidad de enraizamiento. Han de ser vigorosos y sin enfermedades. Hazlos de unos 10 cm. (o lo que es lo mismo, lo que quepa en tu mano cerrada)

 

Quita las hojas de abajo y deja sólo las más cercanas a la punta. Esto se hace para evitar que se pudran las hojas inferiores y afecte al enraizamiento.

 

Para hacer un sustrato ideal para el enraizamiento utiliza una mezcla a partes iguales de Mess-Turba Sphagnum de Asocoa y vermiculita.

 

Impregna la base de cada esqueje con un poco de Hormonas de Asocoa H2. Estas tienen la facultad de activar los tejidos para la creación de raíces nuevas

 

Introduce suavemente el esqueje en el sustrato que ha de estar ligeramente compactado y húmedo.

 

Al cabo de unas semanas puedes retirar el esqueque y observarás como ya se han generado las raíces nuevas y podrá trasplantarlo a una maceta o directamente al jardín.

 

Este es el aspecto del esqueje trascurridas unas semanas

 

© Asocoa Aviso Legal Créditos